¿Y por qué Carreño?

En el lugar que ocupa hoy en día el hotel, estaba antiguamente ubicado el Garaje Carreño, muy conocido en la zona. Así, surgió la idea de su propietario y fundador, José Luis Carreño, de poner el mismo nombre al hotel haciendo un pequeño guiño al pasado.

Como hombre emprendedor que era, inauguró este hotel en Oviedo, con el firme propósito de no ser un hotel más, sino de dar más calidad que estrellas, y de hacer que los huéspedes se sintieran como en sus propias casas. Pero este hotel debía ser apto para todo el mundo, por lo que se construyó sin ningún tipo de barrera arquitectónica y se adaptó una habitación doble a personas con movilidad reducida, siendo el primer hotel en cumplir con estas necesidades en Oviedo.

Posteriormente, en el año 2006, se amplió el hotel, llegando a tener actualmente un total de 42 habitaciones perfectamente equipadas con baño completo, TV de pantalla plana, teléfono, aire acondicionado, calefacción y conexión Wi-Fi.

El Hotel Carreño cuenta además con zonas comunes como son la cafetería, de uso exclusivo para sus clientes, en donde podrán disfrutar de un delicioso desayuno; un salón polivalente (exposiciones, reuniones,…) y un rincón de lectura.

Al estar situado en el centro de la ciudad, el hotel dispone de parking privado con acceso directo a la recepción y planta de habitaciones.

Los tiempos cambian, y este hotel se ha ido adaptando a ellos y a sus necesidades. Después de varios años de andadura, la continuidad del Hotel Carreño está en las manos de los hijos de su fundador que, siguiendo la estela de su padre, trabajan pensando en sus clientes, y que ese trato cordial y familiar nunca se pierda.

 

 
Share on Google+