Prerrománico asturiano

Santa Maria del Naranco fue mandado construir por Ramiro I, en el Siglo IX, en la falda del Monte Naranco. Su estilo artístico es el denominado arte asturiano o “ramirense”, que se enmarca dentro del denominado Prerrománico Asturiano.

Se trata de un palacio de recreo de planta rectangular, dividido en dos pisos. Exteriormente nos encontramos con un edificio rectangular con tejado a dos aguas, sobre un zócalo de piedra, que visualmente consta de tres zonas horizontales.

En el interior, la planta baja consta de una nave central y dos compartimentos en los extremos que corresponden a las balconadas de la superior. La nave central está abovedada y las laterales tienen techo de madera. La planta superior fue planta noble, presentando una distribución similar a la de la planta baja.

La iglesia prerrománica de San Miguel de Lillo fue mandada a edificar hacia el año 842 por el rey Ramiro I.

Originalmente tuvo planta basilical de tres naves, pero sólo se conserva una tercera parte de su longitud. Sobre el vestíbulo se encuentra la tribuna real, flanqueada a ambos lados por dos pequeñas estancias.

Está realizada en su mayor parte a base de sillarejo, aunque las esquinas de los muros y los contrafuertes son de sillería. Las ventanas presentan bellas celosías talladas en piedra. Muy destacable es la decoración escultórica en relieve; especialmente la de las jambas de la puerta de entrada.

Ambos monumentos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985.

Más información: http://www.prerromanicoasturiano.es

 
Share on Google+